Coliving y otras tendencias mundiales en coworking

La Coworking Europe es uno de los eventos clave para los gestores de coworking de todo el mundo. En la última edición más de 300 apasionados por esta forma de trabajar nos dimos cita en Milán para escuchar y compartir experiencias.

Estas son algunas de las conclusiones a las que pude llegar.

1. PROFESIONALIZACIÓN DE LOS ESPACIOS PRIVADOS

Se veía venir. El sector va madurando y empiezan a aparecer grandes operadores. Con éstos, mejora el know-how de los espacios medianos que poco a poco van estableciendo procesos de gestión más formales. Empiezan a pensar como proyectos empresariales. Este fenómeno, en las fases iniciales del coworking, no estaba del todo claro.

Muchos centros de negocios tradicionales incorporan secciones de coworking o intentan adaptar su mensajes a valores más abiertos y colaborativos.

Aparecen redes de espacios propios o agrupados bajo la misma marca que promueven el coworking como un estilo de vida. Su reto es no dejar de lado conceptos como la comunidad.

Los centros grandes y medianos (>300m2) van teniendo una experiencia que permite consolidar procedimientos y requiere la participación de un equipo.

Los pequeños coworking son generadores de pequeñas comunidades de profesionales que permite a sus gestores crecer profesional y personalmente mientras se procuran el autoempleo. Probablemente sea en estos lugares donde más fácilmente se pueden apreciar los conceptos de comunidad y colaboración de los que tanto hablamos siempre.

2. EL INTERÉS DE MARCAS Y GRANDES EMPRESAS

En la medida en que los grandes demuestran su poderío abriendo decenas de espacios al año y los existentes dan muestras de su solidez.  Tanto grandes marcas como empresas medianas están dispuestas a vincularse con el movimiento coworking.

Las grandes marcas apoyan eventos de forma habitual, e incluso muchas de ellas desarrollan sus propios espacios o se vinculan de forma directa con los que sean capaces de transmitir valores positivos para ellas.

Las empresas tienen en el coworking un modelo al que seguir muy de cerca, por todo lo que pueden obtener de este modelo…. Desde una fuente inagotable de talento hasta formación innovadora o dinámicas de trabajo diferentes…  Te recomiendo echar un vistazo a uno de mis posts en el que hablaba precisamente del COWORKING PARA EMPRESAS.

3. ESPACIOS COWORKING COMO CENTROS DE HABILIDADES PROFESIONALES

En los centros de formación más tradicionales no se pregunta a los alumnos lo que no saben antes de ofrecer la formación. Pero en muchos espacios de coworking sí que son los profesionales los que dicen abiertamente qué creen que necesitan para seguir evolucionando: “Me gustaría aprender a expresarme mejor” , “¿Cómo agrupo mis cuentas de e-mail?”, “Quiero aprender a hacer publicidad en facebook”, . “¿Cómo puedo hacer aplicaciones en IOS?” “¿Cómo se planifica un proyecto?”, “¿Cómo puedo crear mi propio blog?”, ¿Cómo puedo aprender a ser más productivo?… Estas y otras muchas dudas dan lugar a una formación específica y de carácter MUY práctico, que habitualmente es bien recibida por los coworkers. Pero incluso la suele aceptar mejor la comunidad de profesionales en el entorno más próximo del espacio de coworking… al final se trata de una formación muy recomendable para cualquier empleado (y desempleado), directivo, empresario, freelance, comerciante…

Y con ese carácter de academia de habilidades prácticas, se organizan programas cada vez más completos, que complementan los huecos que deja el sistema de educación tradicional.

4. ADMINISTRACIONES IMPULSANDO ESTA FORMA DE TRABAJAR

Impulsar y atraer el talento, favorecer la colaboración entre profesionales y empresas, dinamizar el entorno, generar oportunidades…. Suena bien , ¿verdad?. Las administraciones también se han dado cuenta de ello, especialmente en el sur de Europa donde la problemática del empleo…o mejor dicho su escasez… es una de los quebraderos de cabeza principales de gobiernos locales, provinciales, autonómicos, nacionales e internacionales…

Pero el ámbito del coworking de momento es fundamentalmente local y por ello son los Ayuntamientos los que más intensamente se están aproximando al coworking. Algunos de ellos con muy poco acierto. Pero otros con la prudencia y asesoramiento necesarios como para tener en cuenta que los objetivos de un coworking público no son exactamente los mismos que los de un coworking privado. Pero esto lo trataremos en detalle otro día.

Hay espacios de coworking públicos que viendo la aceptación de los espacios privados han pensado que su gestión era algo sencillo…y se han habilitado espacios, pero sin dotarlos de personal más que alguien para abrir y cerrar sus puertas…si al final…”son espacios de oficinas con sillas y mesas…¿qué más hace falta?”…sin comentarios…

Otra aproximación más exitosa ha sido la de ofrecer precios muy atractivos…simbólicos…que son un instrumento genial para facilitar el acceso a esta herramienta a quienes gozan de menos posibilidades… Pero… desde el momento en que no se hace una selección adecuada de los candidatos a un coworking público o se establecen períodos racionales para promover su rotación…nos vemos las situaciones más disparatadas…

Existen sin embargo ejemplos de espacios públicos que sirven de verdaderas locomotoras de sus barrios, promoviendo eventos de todo tipo y ayudando a fomentar el coworking como forma de trabajo. Pero en estos casos de forma habitual se ha contado con gestores especializados o asociaciones que han colaborado en la dinamización. Incluso hay personal de la administración que se ha formado adecuadamente para desarrollar esta labor.

5.  DIGITAL NOMADS Y EL CO-LIVING

Los nómadas digitales son profesionales que pueden desarrollar su actividad de forma remota, y que optan por un modo de vida itinerante, al menos durante una etapa de sus vidas. Para ofrecer una solución atractiva a estos perfiles, han nacido en diferentes destinos internacionales espacios de trabajo dotados de comodidades suficientes para alojar allí temporalmente a estos inquietos trabajadores: bloggers, community managers, desarrolladores de software, diseñadores gráficos, periodistas, fotógrafos, escritores, diseñadores web… A esto se le viene denominando COLIVING

En definitiva, estamos hablando de un sector jovencísimo que evoluciona muy rápido, por lo que los encontramos interesantísimas propuestas con muy diferentes formas de gestión. Uno de los retos es poder medir de forma eficaz el beneficio social y económico que pueden llegar a  producir los espacios de coworking en su entorno, para que de forma coordinada, administraciones y empresas privadas apuesten definitivamente por llevar esta forma de trabajar a otro nivel.

 

Diego Tomás (@diegotomases)

Gestor y asesor de espacios de coworking.

Cofundador de PBC Coworking.

Servicios profesionales para espacios de trabajo colaborativos. 

Presidente Jóvenes Empresarios del Vinalopó (Provincia de Alicante)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *