LA IMPORTANCIA DE LAS COMUNIDADES DE IMPACTO POSITIVO

Llevo casi un 20% de mi vida hablando de coworking. De la importancia de forjar comunidades profesionales sólidas muy apegadas al territorio con capacidad de generar impacto social y económico positivo. De fundamentarlas en lazos robustos basados en la convivencia del día a día. De lo crucial que es dedicarles tiempo y recursos. Y de repente, todo cobra más sentido que nunca.

FAMILIA, AMIGOS Y COWORKERS.

La relación que se forja con alguien que ves casi a diario, con quien compartes decenas de momentos, preocupaciones y pequeños éxitos, dista mucho de ser anecdótica. Seguramente es incomparable con familia y amistades más cercanas. Pero queda muy cerca. Al menos así lo siento yo. Y no digo que en todos los espacios coworking se forjen comunidades así. Ojalá. Son “pequeños milagros” a base de trabajo y pasión. Casi siempre marcados por una buena dosis de idealismo y disfrute del éxito ajeno como propio.

METROS O TALENTO

Uno de los déficits del coworking como movimiento ha sido su falta de maduración hacia un modelo de crecimiento sostenible, más allá de ampliar metros y metros. Echo en falta propuestas basados en el talento. Y me apena que en muchos casos el progreso se haya detenido en la constitución de esas comunidades fantásticas pero que no generan todo el impacto social y económico positivo que podrían causar en su entorno. Es algo así como comprarse un coche después de mucho tiempo ahorrando y no sacarlo del garaje. Cada día que pasa sin que esas redes exploten su máximo potencial de colaboración, supone una pérdida de oportunidades en el camino del desarrollo.  De un desarrollo hacia el mundo en que nos gustaría que vivieran nuestros hijos: sostenible, colaborativo, eficiente, creativo, ilusionante…

LA NAVAJA SUIZA DE LAS PEQUEÑAS CIUDADES

Estamos hablando de disponer en un ámbito geográfico muy acotado una red de profesionales, fundamentalmente freelancers y microempresas, que aglutinan talento y pasión a partes iguales. Personas accesibles, conocedoras de su entorno, capaces de transmitir y aplicar conocimiento técnico en cualquier campo. Sin alardes. Con proximidad. De forma efectiva. Es como disponer de una navaja suiza para empezar a abordar los retos del desarrollo local. Sí, sí…esos con los que nos topamos cada día y que no van a solucionarnos las empresas del Ibex, sobre todo en las pequeñas ciudades. Y muy especialmente en momentos como estos, en los que redes como las de Genion, funcionan como canales directos y fiables para dar respuesta a todo tipo de retos en estrecha colaboración con los ayuntamientos. Me emociona ver cuantas cosas transcendentales están sucediendo gracias a conexiones nacidas bajo nuestro techo. Tenemos la obligación de ayudar a tomar conciencia a estas redes de su potencial, y a poner las herramientas necesarias para ello.

¿QUÉ SE PUEDE HACER AHORA?

Por donde empezar… Apenas llevamos unos días en casa y uno de los temas más abrumadores es el exceso de información. Por ejemplo, los grupos de Whatsapp son una fuente de datos dispersos y dudosos. Podemos hacer un gran bien a nuestra comunidad recopilando y filtrando información útil y de ámbito local. Y creando canales específicos para estar en contacto con cada una de esas personas, con sus dramas particulares a cuestas. Como gestores tenemos acceso a información valiosa. Necesidades y oportunidades.  Pongamos los medios para conectar nuestra comunidad con el comercio local. Acerquemos la transformación digital a los rezagados. Identifiquemos los perfiles relacionados con diseño e impresión 3D o cualquier tecnología que pueda ser de ayuda. Busquemos soluciones creativas a los retos que se van generando con la ayuda de perfiles especializados. Escuchemos qué necesitan las instituciones y pensemos qué  van a precisar en el medio plazo. Hablo de solidaridad propia del momento y también de oportunidades para crecer en un entorno líquido.

LA ECUACIÓN DEL IMPACTO POSITIVO

En 2015 tuve la oportunidad de escribir un post («La ecuación del coworking«) para una revista online especializada en coworking sobre esos ingredientes. En resumen, se trataba de unir talento, confianza y colaboración para generar innovación y desarrollo. Hoy lo llamaría impacto positivo, pero el objetivo es el mismo. El talento y la confianza se encuentran en el seno de multitud de espacios de coworking, pero los mecanismos de colaboración y su enfoque hacia proyectos que mejoren nuestro entorno son la asignatura pendiente. Pero en el seno de unos acontecimientos que no sabemos hasta qué punto van a modificar nuestro mundo, es imprescindible ponerse manos a la obra.

Mi receta para conectar con el talento

Hace tan sólo unos días tuve la oportunidad de ofrecer una charla sobre talento en el Casino Eldense. Fue una magnífica oportunidad para reivindicar el talento más desconocido, a veces ignorado y otras veces incluso maltratado… por supuesto, desde mi humilde pero intensa experiencia en los últimos años.

Mientras preparaba la charla le pedí opinión a Isabel Iglesias, una gran profesional en la gestión del talento en las empresas, quien muy amablemente me hizo llegar un podcast  de una emisora de radio con la que colabora y en el que precisamente hablaba de esta materia, y lo define como una habilidad innata para hacer algo, pero también como una habilidad desarrollada mediante la práctica y muy especialmente cuando esta se realiza también con pasión.

¿Y cuales son mis reflexiones respecto al talento profesional tras oirla? Por un lado, que hay pocas empresas fomentan el desarrollo del talento de sus empleados, y por otro que dado que esto requiere una inversión importante de tiempo y en ocasiones nos hemos conformado con un puesto de trabajo que nos aportaba seguridad económica pero que quizás no nos permitía evolucionar como nosotros queríamos. ¿Y qué ha ocurrido ahora? Pues que por la ausencia de ese puesto de trabajo, o por decisión propia, como en el caso de Isabel Iglesias, hemos alineado nuestra vocación, incluso nuestros hobbies, con nuestra actividad profesional, y esto nos ha dado la oportunidad de intentar ganarnos la vida con algo que nos apasionaba o que hemos descubierto que nos fascina. A éstas personas las distinguiréis por la calle porque a pesar de todo, llevan en su cara algo que en los últimos tiempos se hace difícil de ver…una sonrisa.

A pesar que no era muy de sonreir, entiendo que la mayoría de nosotros consideramos a Steve Jobs como una persona con talento, ¿verdad?

Pero incluso en ese caso una figura tan individualista como él, no hubiera podido llegar hasta donde llegó sin la estrecha colaboración de muchas personas, pero sobretodo de la persona que construyó junto a él el Apple 1, Steve Wozniak.

Así pues uno de los lemas que para mí es fundamental en el desarrollo del talento se basa en esta frase: “Si quieres viajar rápido, hazlo sólo, pero quieres llegar lejos, hazlo acompañado”.

Pero no hace falta irse tan lejos para descubrir talento. Seguro que tenemos ejemplos mucho más cercanos que admiramos casi en secreto o que nunca mencionamos en público….

En los últimos años son muchos otros casos de talento con los que he tenido la oportunidad de cruzarme y de los que me declaro admirador… talento cercano, personas luchadoras y optimistas, y que además en muchos casos he tenido la oportunidad de conocer lo suficiente para asegurar además su excelente calidad humana.

Y es que llega un día en el que tus circunstancias, tu experiencia y tu conocimiento se alinean, tus objetivos se enfocan, y decides apostar con energía por un camino…. y eso es lo que ha ocurrido en casos como el mío propio, o el de Javier, de Relieves 3D, que descubrió su pasión por la impresión 3D ya a una edad bien adulta, comenzó a realizar su actividad desde casa, luego en PBC Coworking y ahora tiene su propio espacio donde además de formar, fomenta la innovación y la creatividad en base a esa tecnología, casi como si fuera un juego.

Y hablando de juegos, también hay personas que encuentran su profesión jugando,… y si no que se lo pregunten a José David Poveda, de la empresa FROMTHEBENCH, y expresidente de Jovempa Vinalopó, que a partir de crear un juego entre amigos, ha conseguido, junto a algunos de ellos, una de las empresas más importantes de España en el sector de los videojuegos deportivos, con un equipo de cerca de 50 personas y millones de descargas en todo el mundo, trabajando para la NBA o los clubes de fútbol más importantes.

Pero también disfruto trabajando con esas super-mamás que han emprendido su propio proyecto y que finalmente han apostado por ellas mismas, como la diseñadora Yolanda Cabrero o la actriz y formadora Natalia Bravo, o las emprendedoras de Bisubox, Tamara y Priscilla. No habría sitio suficiente en este post para acordarme de todas las personas de personas a las que admiro por su talento… aquí os dejo enlace a una pequeña ficha de muchas de estas personas: Coworkers y amigos de PBC Coworking.

Os hablaré en otra ocasión con más detalle de todas ellas, porque seguramente muchas serán piezas importantes en mi futuro.

¿Y cómo las he conocido?

Desde hace unos años tengo una especie de obsesión por conectar con el talento y aprender de las personas que lo tienen. Considero que ha sido, y sigue siendo, un tiempo de crecimiento personal permantente. Y , ¿por qué esa necesidad de impulsar el talento?, por egoísmo…egoísmo puro…porque estoy convencido de que un territorio plagado de personas con talento es un entorno lleno de oportunidades, y quiero que mis hijos (los que todavía no tengo), crezcan en una región así… y por eso me parece que la mejor forma de crecer, es ayudar a crecer los demás

Pero bueno, hemos empezado un poco teóricos, y es el momento de ir a la práctica… ¿cuál es la combinación de ingredientes que yo personalmente estoy utilizando para conectar y colaborar con personas con talento? Os lo cuento:

JOVEMPA

Asociación de Jóvenes Empresarios de la Provincia de Alicante. Entré gracias a un buen amigo que conociéndome bien pensó que esta asociación podría cubrir las inquietudes que siempre he tenido acerca del mundo del emprendimiento y el mundo de la empresa en general. Y no se equivocó, ya que me pareció una fórmula fantástica para empezar a tejer una red de personas con inquietudes similares, compartir experiencias, para recibir formación o simplemente de tomar una cerveza y hacer más llevaderas las dificultades. Me gustó tanto la propuesta y las posibilidades, que aquí estoy hoy, como presidente de la asociación en el Vinalopó.

BIGBAN ANGELS

Quizás este campo en el que vamos a entrar es el que más precisa desarrollarte antes en nuestra región… pero a mí particularmente me resulta muy interesante…

Bigban Angels, antes denominada CvBan es una asociación de business angels, o ángeles inversores, que no son más personas que están dispuestas a invertir pequeñas cantidades de dinero, con un alto perfil de riesgo, en proyectos de su entorno geográfico, por lo cuál también se les denomina inversores de proximidad. Desde el punto de vista de la alternativa de inversión, creo que es necesario que se conozca más ésta fórmula ya que al final también redunda en potenciar el talento de la zona. Esta asociación además impulsa fórmulas para invertir colectivamente con pequeñas cantidades en empresas concretas, previamente analizadas, sin tener que preocuparnos de negociar o redactar complejos acuerdos. Al que quiera conocer más sobre esta experiencia, le puedo contar la mía en THEROADPROJECT2013, que es uno de estos instrumentos.

Pero a su vez, no sólo se conocen inversores, sino que podemos conocer equipos humanos fantásticos con proyectos innovadores en los que si tenemos un perfil adecuado también podremos involucrarnos aportando trabajo y no sólo capital.

COWORKING

Y bueno, para aquellos que todavía no conozcan mi debilidad profesional recientemente descubierta…. Pues de esto se trata, EL COWORKING, que aporta el lugar de encuentro en el que ocurren las cosas, en el que las personas se conocen, en el que empiezan a colaborar profesionalmente, en el que aprenden de los demás, en el que se les impulsa.… y por ello estoy tan convencido de que es una fórmula fantástica, y un ingrediente clave, para poner en valor el talento. Y tan convencido estoy de ello y de lo beneficioso que es a su vez interconectar espacios de este tipo, que participo activamente tanto en la asociación nacional de espacios de coworking como en el recién creado club de espacios de coworking de la provincia de Alicante, con el fin de divulgar esta forma de trabajar y sus ventajas.

Pero no voy a ser yo quien hoy os hable de las ventajas del coworking. Serán otros espacios de otras partes del mundo los que os lo mostrarán, pero eso será en la segunda parte de este post. Leer segunda parte del post.